En tiempo de despidos …entrenos con contratos

Visto lo visto, lo de entrenar con contratos no es nada nuevo, pero al parecer está retomando cierto interes en la comunidad escaladora.

Un método, cuando menos rápido a la hora de acabar con la sesión del día. Creedme, como máximo en media te irás a casa (si puedes) con el trabajo hecho.

Fusilando la información encontrada en la web, aquí va un ejemplo de lo que he encotrado:

Entrenamiento de escalada en tabla multipresa

Actualizado 27 Enero 2011

Perdonad esta macabra broma, pero tendréis pesadillas el día que toque tabla. Te suplicarás a ti mismo dar fin a semejante suplicio, pero también comprenderás que el tablero multipresa, uno de los entrenamientos más espartanos, áridos e insufribles de los que se han inventado para la escalada, es también uno de los trabajos más específicos y efectivos a la hora de mejorar nuestras condiciones “trepatorias”. A continuación os ofrecemos un completo programa para que los más decididos y audaces se pongan a prueba en estos temibles aparatos de tortura

El trabajo en tablero multipresa es una efectiva forma de entrenar los flexores profundos y superficiales del antebrazo, y los grupos musculares encargados de la flexión del codo. Estamos hablando principalmente del bíceps braquial, el braquial anterior y el supinador largo, y los extensores (“retropulsores”) del hombro, cuyos principales grupos son el dorsal ancho, el redondo mayor, el deltoides (sobre todo el haz posterior) y el tríceps largo sin olvidarnos del pectoral mayor, cuya acción es muy importante para la articulación del hombro desde una posición de máxima “antepulsión” (lo que sería, para entendernos, estar colgado con los brazos estirados de una barra) durante más de la mitad del recorrido.

Hay tantísimas combinaciones para trabajar en el tablero que sería imposible ver ni la cuarta parte a lo largo de diez artículos como el presente, pero los sistemas que trataremos os permitirán echarle imaginación a la hora de diseñar una rutina a medida. Para hacerse una idea, se podrían crear muchos más entrenamientos diferentes que todas las posibles combinaciones de pasos en el rocódromo del barrio. Por cierto, no es nada aconsejable estancarse siempre en la misma rutina, por lo que tendremos en cuenta una serie de parámetros para evolucionar hacia series cada vez más duras.

Que quede claro que no es el trabajo definitivo para destilar grado -el movimiento es mecánico y monótono-, pero nos permitirá entrenar los músculos del tren superior, tanto en lo que respecta a fuerza-potencia como a fuerza-resistencia y mixto. Para conseguir una óptima transferencia de las virtudes adquiridas en el tablero multipresa, habremos de ir combinándolo con escalada, ya sea búlder, resina o pared natural.

Antes de proseguir, diré que no hace falta contar con un grado de 7c a vista para que merezca la pena el esfuerzo, en absoluto. Con que hagas 6a a vista es suficiente para sacar provecho de semejante trabajo. Esto no quiere decir que aquéllos que hacen menos grado no puedan beneficiarse entrenando, pero lo que necesitan sobre todo es técnica y coordinación, no sólo de los miembros, sino muscular. De nada sirve tener los antebrazos de Popeye si te fundes en un paso de V+ por no saber colocar los pies. Sentir la sinergia de un pie que te impulsa hacia arriba mientras el otro te ofrece apoyo en oposición a la pequeña regleta vertical que coge tu mano derecha, no es en absoluto fuerza bruta: es equilibrio, ponderación, coordinación y fuerza a partes iguales. Técnica en definitiva. Y ésta no se adquiere haciendo dominadas sobre dos regletas de centímetro y medio de profundidad; se adquiere escalando, ampliando el repertorio de movimientos con cada paso nuevo a resolver e impregnándonos con las sensaciones que percibimos al realizarlos. El APRENDIZAJE MOTOR, un concepto no transmisible bajo ningún medio, debes vivirlo para asimilarlo. Y cuando tu bagaje gestual sea lo suficientemente amplio como para sacarle partido, entonces entrena, adquiere más resistencia, más potencia y triunfa… aunque sea en un 6b. Y como reza la máxima: cada cual disfruta en su grado.

Enseguida veremos todas las pautas de entreno. Trataremos seis rutinas diferentes, de “light” a “heavy”, para que seleccionéis aquélla que mejor se adapte a vuestra capacidad de trabajo. El sistema de estas rutinas se basa en los famosos “contratos por minuto” (no se trata de una nueva política de contratación puesta en marcha por el actual gobierno para reducir la tasa de desempleo, sino de un sistema en el que el cronómetro, una libreta y un amigo que los gobierne y nos cante lo que debemos hacer en cada momento serán nuestros mejores aliados). El compañero es, no voy a decir que indispensable, pero sí de muchísima ayuda para que, además de lo dicho anteriormente, nos empuje en alguna dominada forzada cuando el fallo muscular haga acto de presencia… ¡y lo hará, os lo garantizo!

Lo necesario

  • El tablero multipresa: Deberá contar con un surtido suficiente de diferentes agarres para que el trabajo sea lo más completo posible. Por ahora no es necesario que tenga monodedos o bidedos, ya que, de momento, no los usaremos.
  • Los agarres necesarios: Regletas de 1,5cm, de 2,5cm y de 3,5cm (se refiere la profundidad del agarre). Presas romas que serán asignadas como: Roma 1 (canto redondeado en el que todos los dedos se acoplen con comodidad, pero que no sea un buzón) y Roma 2 (que será similar a la anterior, aunque con mayor caída). Para este segundo caso, yo utilizo regletas romas de 3cm, que van de miedo. Necesitaremos además agarres de Pinza y de Barra. El tablero deberá colocarse a una altura tal que lleguemos desde el suelo a cada presa sin necesidad de subir a ningún sitio; recogemos las piernas para que los pies no estén en contacto con el suelo y se acabó el problema. Un compañero paciente nos dictará el ejercicio a realizar, además de controlar los tiempos y anotarlos. A veces, y si nos vemos muy pillados, nos ayudará a realizar alguna repetición forzada.
  • Un cronómetro: Hay ciertos contratos en los que deberemos anotar los tiempos obtenidos para poder comparar los resultados de las diferentes sesiones. Además, todo el trabajo se lleva a cronómetro corrido (se pone en marcha al principio, para respetar los descansos y el tiempo total de la sesión, y se para al final de la misma).
  • Un cuaderno y bolígrafo: Para anotar, claro está, los tiempos obtenidos, además de las incidencias del entrenamiento, si en tal o cual contrato te has quedado en la tercera dominada, no has podido mantenerte suspendido todo el tiempo que debieras, etcétera.
00 2 dominadas en barra
01 10” de suspensión en roma 1;
2 dominadas en barra
02 10” de suspensión en roma 1;
2 dominadas en barra
03 10” de suspensión a 140° en roma 1;
2 dominadas en regleta 3’5
04 10” de suspensión a 90° en roma 1;
2 dominadas en regleta 3’5
05 10” de suspensión al máximo en regleta 2’5;
2 dominadas en regleta 3’5
06 10” de suspensión a 90° en regleta 3’5;
2 dominadas en regleta 2’5
07 10”de suspensión a 140° en roma 1;
2 dominadas en pinza
08 15”de suspensión en pinza
10º 09 suspensión dinámica en barra (anotar)

Tabla contratos – Nivel dificultad 1

 La rutina

Una rutina tipo podría ser la siguiente, teniendo en cuenta que nos encontramos en plena temporada y no queremos sacrificar ni un sólo día de escalada por pelearnos con un “cacho de resina”:

  • Lunes: Descanso. Es muy probable que hayamos escalado todo el sábado y el domingo, por lo que es mejor reposar.
  • Martes: Tablero. El nivel dependerá de nuestra forma física, por lo que escogeremos aquél que mejor se adapte a la misma (ver Cómo seleccionar el nivel adecuado). Al finalizar la sesión, hacer algo de búlder con movimientos aislados de potencia, pero no a una intensidad demasiado alta.
  • Miércoles: Algo de búlder a nivel suave, sin complicarnos la vida. Trabajad técnica, estiramientos, etcétera. Dejad los problemas de búlder difíciles para otra ocasión (el fin de semana, por ejemplo). También se puede, si os lo podéis permitir, escalar en escuela a vuestro nivel medio.
  • Jueves: Tablero. En ésta ocasión trabajaremos la rutina de entreno inmediatamente superior a la realizada el martes (la cuarta, si es que el martes realizamos la tercera). Aunque, si resulta muy dura, se puede repetir la misma. Mejor NO hacer búlder al finalizar la sesión.
  • Viernes: Descanso. Un poco de carrera, natación, estiramientos o lo que te guste hacer.
  • Sábado: Escalada. Ponte a prueba en las vías más duras que puedas. Ensaya, intenta alguna cosa a vista, lo que quieras pero date caña.
  • Domingo: Si puedes y las circunstancias te lo permiten, escala. Pero hazlo a una intensidad sensiblemente inferior a la del sábado.
00 3 dominadas en barra
01 10” de suspensión en roma 1;
2 dominadas en regleta 3’5
02 10” de suspensión a 140° en roma 1;
2 dominadas en pinza
03 10” de suspensión a 90° en regleta 2’5;
2 dominadas en regleta 3’5
04 15” de suspensión al máximo en roma 1;
2 dominadas en regleta 1’5
05 15” de suspensión en roma 2;
2 dominadas en regleta 2’5
06 15” de suspensión a 90° en regleta 2’5;
2 dominadas en regleta 3’5
07 10” de suspensión al máximo en regleta 1’5;
2 dominadas en pinzas
08 3 dominadas en roma 1
10º 09 suspensión dinámica en barra (anotar)

Tabla contratos – Nivel dificultad 2

El sistema

En la primera parte del entrenamiento sobre tabla multipresa hemos visto las bases de este tipo de entrenamiento. Esta segunda parte tiene por objeto familiarizar al lector con los distintos tipos de ejercicios.

Para empezar, comenzaremos con el contrato primero y el cronómetro parado y a 00:00. Aunque esto pueda parecer una tontería, hará que contratos y cronómetro vayan sincronizadamente, con lo que nos liaremos mucho menos.

En el preciso instante en el que comencemos el primer contrato (con una serie de dominadas más o menos larga, dependiendo del nivel seleccionado), nuestro compañero pondrá en marcha el crono, y no lo parará durante toda la serie.

Cada contrato se comienza en el segundo 00 del minuto que corresponda, teniendo para descansar únicamente los segundos que sobran desde que acabamos un contrato y hasta el segundo 00 del siguiente… un poco lioso. Mejor lo vemos con un ejemplo: vamos a comenzar una serie de contratos con el cronómetro marcando 00:00. Tenemos que hacer, pongamos, una serie de 4 dominadas en regleta de 2’5. Agarramos la regleta y, cuando estemos preparados, le decimos al compañero “¡Ya!”. En ese instante, el crono se pone en marcha, al igual que nosotros con nuestra serie. Supongamos que tardamos 15 segundos en hacer la serie. Descansaremos los 45 segundos que faltan hasta que el cronómetro marque 01:00, momento en el que comenzaremos el siguiente contrato… y así hasta el final.

En el caso de que se tengan que realizar dos o más ejercicios dentro de un mismo contrato, se harán seguidos y sin descanso, reposando únicamente cuando los terminemos todos, y siempre hasta que el cronómetro marque 00 segundos, en el minuto que fuere.

Un consejo para quien tenga el crono: cada vez que se realice un ejercicio de suspensión, es bueno y se hace menos duro que se vaya indicando cada cinco o cada diez segundos. De igual modo, cuando estemos descansando mientras esperamos a que cumpla un nuevo minuto, deberá avisarnos con tiempo suficiente para que nos preparemos para el siguiente contrato. Incluso estaría muy bien que, faltando cinco o seis segundos para hacer el contrato siguiente, nos leyera el crono “55, 56, 57, 58, 59, ¡ya!” de éste modo, no perdemos ni un segundo ni se nos amontona el trabajo. Ni qué decir que para ese momento sabremos de sobra lo que tenemos que hacer, puesto que ya se nos avisó con suficiente antelación.

00 4” dominadas en regleta 3’5
01 10” suspensión en roma 1;
2 dominadas en regleta 2’5
02 10” suspensión a 140° en regleta 3’5;
2 dominadas en roma 1
03 15” suspensión a 90° en roma 1;
3 dominadas en regleta 3’5
04 15” suspensión al máximo en regleta 2’5;
3 dominadas en regleta 3’5
05 15” suspensión a 140º en pinzas;
3 dominadas en regleta 2’5
06 15” suspensión a 90° en regleta 1’5;
3 dominadas en pinza
07 15” suspensión al máximo en roma 2;
3 dominadas en pinza
08 15” suspensión en pinza;
2 dominadas en roma 2
10º 09 20” suspensión en roma 1;
2 dominadas en roma 2
11º 10 15” suspensión a 140° en regleta 1’5;
2 dominadas en roma 1
12º 11 15” suspensión a 90° en regleta 2’5;
2 dominadas en regleta 3’5
13º 12 15” suspensión al máximo en roma 1;
2 dominadas en regleta 1’5
14º 13 4” dominadas en regleta 3’5
15º 14 suspensión dinámica en roma 1 (anotar)

Tabla contratos – Nivel dificultad 3

La duración

Para sacar buen partido a estos sistemas de entrenamiento, estaría bien entrenar tres semanas y descansar una, para volver a repetir el ciclo una vez más. Una evolución buena nos permitiría subir de nivel, por lo menos una vez, aunque si tienes una buena capacidad de adaptación y desarrollo muscular, no sería de extrañar que subieras dos, o incluso tres niveles (esto dependerá del nivel en el que comenzaste, ya que es más difícil evolucionar en los niveles superiores que en los inferiores, al igual que en la escalada).

Cómo seleccionar el nivel adecuado

Valoraremos tres puntos:

  • Primero: que seamos capaces de hacer TODOS los contratos DE LA PRIMERA SERIE, haya o no más de una. Si no completamos todos los contratos de las series venideras, pero sí los de la primera, es que estamos trabajando a buen nivel.
  • Segundo: en el caso de NO tirar bien de dominada, que podamos con todas ellas, aunque sea en el nivel más bajo.
  • Tercero: para saber si tenemos que subir de nivel, tendremos en cuenta los tiempos obtenidos en la suspensión dinámica. Si el tiempo es superior a un minuto en todas las series, quiere decir que vamos sobrados y que debemos pasar al siguiente nivel. Si el tiempo de la primera serie es superior a un minuto, pero inferior en las demás, continúa ahí hasta conseguirlo. Puede suceder que domines un nivel, pero el siguiente se te haga demasiado duro. En tal caso, mete una serie más, incluso dos, a la intensidad que realizas habitualmente y verás como después de unas pocas sesiones estás perfectamente preparado para dar el salto de nivel. Si eres un mazas y vas sobrado en el nivel 6, puedes añadir 1, 2, 3 o las repeticiones que sea necesario a cada serie de dominadas del contrato, hasta quedarte pillado. Puedes meter más tiempo en las suspensiones o reducir los tiempos de reposo suspendiéndote de alguna presa pequeña.

Otra forma de dar una intensidad mayor a cualquier nivel de entrenamiento

Se trata de lo mismo para todos los niveles, es hacer una serie más de nuestra rutina habitual. También puedes, si quieres, prepararte alguna rutina a medida siguiendo las pautas de las series de contratos. Para la primera vez, mira las dominadas que tienes en los diferentes niveles y selecciona el que a tu juicio se adapte a ti. Si no lo tienes muy claro, te recomiendo que pruebes con el tercero, a no ser que sepas de antemano que no eres capaz de hacer todas sus dominadas o, por el contrario, que lo ves demasiado fácil.

Atendiendo a lo explicado anteriormente podrás, en un par de sesiones, seleccionar el nivel que mejor te vaya.

00 6 dominadas en regleta 2’5
01 10” suspensión a 140° en roma 1;
2 dominadas en regleta 2’5
02 15” suspensión 90° en regleta 3’5;
2 dominadas en roma 1
03 15” suspensión al máximo en regleta 1’5;
3 dominadas en regleta 3’5
04 20” suspensión al máximo en regleta 2’5;
3 dominadas en roma 2
05 20” suspensión 90° en pinza;
4 dominadas en regleta 2’5
06 20” suspensión 140° en roma 2;
4 dominadas en pinza
07 20” suspensión 90° en roma 2;
4 dominadas en regleta 2’5
08 20” suspensión al máximo en pinza;
3 dominadas en roma 2
10º 09 25” suspensión al máximo roma 1;
3 dominadas en roma 2
11º 10 20” suspensión 90° en regleta 1’5;
3 dominadas en roma 1
12º 11 15” suspensión 90° en pinza;
3 dominadas en regleta 3’5
13º 12 15” suspensión al máximo en roma 1;
3 dominadas en regleta 1’5
14º 13 6 dominadas en regleta 2’5
15º 14 suspensión dinámica en roma 1 (anotar)

Tabla contratos – Nivel dificultad 4

El calentamiento

Para calentar, aparte de los estiramientos vistos en el número 2 de Escalar, o alguna otra tabla, podemos hacer 2 o 3 dominadas en los diferentes tipos de agarre, comenzando por los mejores cantos (barra, roma 1, regleta 3’5 y 2’5), para terminar enredando en los peores (pinzas, roma 2 y regleta 1’5). Tras 8 o 10 minutos jugando con los agarres, y tras unos pocos estiramientos más, estaremos preparados para comenzar el entrenamiento.

 Los conceptos del entrenamiento

  • Dominada: supongo que a estas alturas, todo el mundo sabe qué es una dominada. Pero, por si hay algún despitado por ahí, se trata de las famosas “tracciones”, en barra o donde sea. También se llaman “jalones”, aunque se refiere más a una máquina para trabajo de dorsal.
  • Suspensión: consiste en mantenerse suspendido (¿qué otra cosa podría ser?) con los brazos estirados (180°), colgando de la presa de la que se haga referencia.
  • Suspensión a 140°: en este caso, los brazos se mantienen un poco flexionados, aproximadamente a mitad de camino entre la suspensión anterior y la que viene a continuación.
  • Suspensión a 90°: los codos quedarán flexionados formando el brazo con el antebrazo un ángulo recto.
  • Suspensión al máximo: ahora se trata de flexionar los codos tanto como se pueda, intentando además que las manos queden a la misma altura que los hombros (de este modo trabajamos mucho más realmente el bloqueo debido a una mayor implicación del tríceps largo). El ángulo será de entre 30° y 40°, dependiendo de la masa muscular que se tenga, ya que el choque de las mismas es el factor limitante en la flexión del codo.
  • Suspensión dinámica: el último contrato consiste siempre en lo que llamo, “suspensión dinámica”, que no es otra cosa que agarrarse al canto que corresponda, traccionar hasta arriba y aguantar como un jabato tanto tiempo como sea posible. Cuando no seamos capaces de mantener el bloqueo allí arriba, iremos bajando MUY LENTAMENTE, aguantando todo lo que se pueda en cada punto de la bajada, hasta quedarnos con los brazos estirados. Incluso entonces seguiremos aguantando sin poner los pies en el suelo, hasta que las manos se abran en contra de nuestra voluntad. ¡Toma pedazo de fallo muscular!. El tiempo aguantado será el que anotemos en la libreta para compararlo día a día.
  • Suspensión hasta el segundo 45: este concepto quiere decir que después de los ejercicios de un contrato, y sin descansar, nos suspenderemos con los brazos estirados de la presa que se mencione hasta que el cronómetro marque 45 segundos, dentro del minuto que sea, con el fin de descansar únicamente 15 segundos hasta el siguiente contrato.
  • Más de una serie de contratos: si para nuestra desgracia tenemos que hacer más de una serie de contratos, descansaremos, antes de empezar la siguiente serie, LA MISMA CANTIDAD DE TIEMPO que hayamos sido capaces de aguantar en la suspensión dinámica (siempre tomaremos la referencia de la última; en el caso de hacer una tercera serie, el tiempo a descansar será el obtenido en la segunda suspensión dinámica). Cada vez que comencemos una nueva serie de contratos, poner el crono a cero.
00 10 dominadas en regleta 1’5
01 10” suspensión a 140° en roma 1;
3 domin. en regleta 2’5
02 15” suspensión a 90° en regleta 3’5;
3 dominadas en roma 2
03 20” suspensión al máximo en regleta 1’5;
3 dominadas en regleta 2’5
04 25” suspensión a 140° en regleta 2’5;
3 domin. en roma 2
05 30” suspensión a 90° en pinza;
3 dominadas en regleta 2’5
06 30” suspensión al máximo en regleta 1’5;
4 domin. en pinza
07 30” suspensión a 140° en roma 2;
4 domin. en regleta 2’5
08 30” suspensión a 90° en pinza;
4 dominadas en roma 2
10º 09 30” suspensión al máximo en roma 2;
5 dominadas en regleta 2’5
11º 10 15” suspensión a 140° en regleta 1’5;
3 dominadas en pinza;
suspensión hasta el segundo 45 en regleta 3’5
12º 11 15” suspensión a 90° en roma 2;
3 dominadas en pinza;
suspensión hasta el segundo 45 en regleta 2’5
13º 12 15” suspensión al máximo en roma 2;
3 domin. en regleta 1’5;
suspensión hasta el segundo 45 en regleta 2’5
14º 13 15” suspensión a 90° en regleta 2’5;
3 dominadas en pinza;
suspensión hasta el segundo 45 en pinza
15º 14 15” suspensión al máximo en roma 2;
3 domin. en regleta 2’5;
suspensión hasta el segundo 45 en regleta 1’5
16º 15 20” suspensión a 140° en pinza;
5 dominadas en regleta 2’5
17º 16 15” suspensión a 140° en roma 1;
4 domin. en regleta 3’5
18º 17 10” suspensión a 90° en pinza;
3 dominadas en roma 1
19º 18 10 dominadas en regleta 1’5
20º 19 suspensión dinámica en roma 2 (anotar)

Tabla contratos – Nivel dificultad 5

 Autor: Lubeigt, Luis

fuente: http://www.aristasur.com/contenido/entrenamiento-de-escalada-en-tabla-multipresa

*Nota: No hace falta que os lo imprimais. Ya están las copias en el local

5 thoughts on “En tiempo de despidos …entrenos con contratos

  1. Vamos esto es la leche!!!!

    Para sepultar el lanzamiento al estrellato de Iñak, no solo colocáis un nuevo post encima del súper peliculón que se ha curado sino que además lo único que se os ocurre es plagiar información de otra web???

    Vamos esto e la leche!!!
    😉

    Guay Alex, por fin sacas tu receta secreta de fuerza brutal!!!

  2. Hola Mon…, no no, esto no es mío… Es de hace años y se lo “curró” otro entrenador (D.Maciá). Sólo deciros 3 cosillas para quien vaya a seguir este planteamiento; se trata de un trabajo orientado de forma principal a la mejora de la resistencia a la fuerza de agarre (que además combina elementos de tracciones dinámicas y estáticas como complemento), lo cual puede estar muy bien (al principio) para gente con poca experiencia o que empiece a introducirse en el trabajo específico de dedos, pero las mejoras son muy limitadas por varios motivos: lo primero es que según los últimos estudios conocidos (E.López) el trabajo primero de la fuerza máxima (lastrado y después en presa pequeña máxima) seguido de un trabajo de resistencia a la fuerza de agarre es el que mayores beneficios produce en la fuerza máxima de agarre y también en la resistencia al agarre (en la Escalar que sale Dani.F en la portada tenéis una buena progresión elaborada por ella misma); 2º, no tiene en cuenta si los trabajos son máximos o submáximos (esto es, con un CE definido), lo que hace que el riesgo de “lesión” sea mayor además de no asegurar una mejor progresión, pues se ha demostrado también que los trabajos submáximos producen idénticas mejoras que los máximos pero con un menor riesgo de lesión; por último, no existe un control sobre el tamaño de canto más eficaz para cada cual (por tanto, tampoco hay individualización de la carga). Con todo esto, cada cual que decida si le conviene o no “invertir” su tiempo en este entreno o en “otros”.
    Un abrazo máquinas!!!

    Pedro Bergua

    1. Muchas gracias Pedro por tus aclaraciones y por participar.

      Para mí una persona poco versada en los términos de la teoría del entrenamiento y en esas paradojas semánticas (“presa pequeña máxima ??”) Parece que comentas que es muy difícil adecuar la carga a cada persona y que en caso de duda tenemos que pillar canto mas grande para evitar el riesgo de lesión.
      Entonces: Si queremos aumentar dicha carga¿aumentamos la intensidad? (mas segundos de suspensión por ejercicio p. ej.) ¿o aumentamos el volumen?(Mas ejercicios por contrato).

      Muchas gracias encadenator¡¡

      1. Hola Mon (no sé quien eres, pero bueno…)
        En este tipo de trabajo no hay una adecuación de la carga a las posibilidades de mejora de cada uno, pues no hay individualización en cuanto a la carga a realizar, que más que en cuanto al volumen a ejecutar, sobre todo, pasa por ajustar qué intensidad de trabajo se puede y debe realizar para que haya una mejora. Siempre hay que buscar trabajar con la MENOR intensidad posible (y carga de trabajo, por tanto) que produzca mejoras. Entrenar mucho no es bueno ni malo. Hacer mucha carga no es bueno ni malo. Mucho o poco dependerá de para quien.., lo que hay que buscar es hacer el trabajo más eficaz posible, es decir, el MENOR posible que produzca mejoras. Esto, sin individualización ni control no es posible claro.
        Para aumentar la carga se puede aumentar cualquier parámetro que la afecte: el volumen (más ejercicios o más suspensiones o más tiempo de trabajo por suspensión), la intensidad (más lastre en cada agarre, o agarre más pequeño, o carácter del esfuerzo más reducido para el mismo tamaño de agarre…), la densidad (menos recuperación entre ejercicios), etc…, y variar un parámetro u otro dependerá de la orientación que le estemos dando al entrenamiento.
        Bueno, ya sé que es un poco complicado todo esto… Sólo quería dejar mi opinión sobre ese trabajo, nada más, ya que he estado un añito bajando por vuestro panel y dejando “faena” para quien quisiera tener una propuesta (que no es la panacea ni mucho menos, y que a algunos les ha funcionado mejor que a otros – de los que la han ido siguiendo “más o menos” -, como se ha podido comprobar), que seguirá quien quiera y quien no, pues seguirá sus autoentrenos, o los de otro, o los contratos… Ante todo, variedad😉
        El caso es que justo ahora (bueno, desde hace unos meses ya) estoy construyendo un aparatito para poder determinar de forma objetiva la carga a realizar no sólo en el trabajo dirigido, sino también en el especial (plafón), y poder así orientar lo mejor posible el entreno… Igual os pido que me echéis un cablecillo en el estudio…¿? jejeje.
        Un saludo a todos!
        Pedro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s